domingo, 16 de junio de 2024

Eugène Weidmann, la última persona ejecutada por guillotina públicamente en Francia

Tal día como hoy, 17 de junio de 1939 ,tuvo lugar la última ejecución pública por guillotina en Francima. Debido al escándalo que supuso aquel ajusticiamiento, se prohibió que la pena capital, se cumpliese en público. Sin embargo, el uso de la guillotina por parte de la justicia francesa, se mantuvo hasta 1977.

Fue entonces cuando llegó el final, de un “democrático” artefacto ligado a la historia y simbología de la Revolución francesa, a pesar de que la guillotina no tuvo un origen francés, ni fue de uso exclusivo en el país galo para llevar a cabo las ejecuciones, de reos condenados a muerte.

La primera persona en ser ejecutada por la guillotina, fue Nicolas Jacques Pelletier, un ladrón que cumplió su condena el 25 de abril de 1792. Casi doscientos años después, la guillotina había hecho rodar decenas de miles de cabezas. Solo en el periodo de la Revolución frances,a conocido como “El Terror”, entre 1793 y 1794, más de 16 500 personas fueron ejecutadas en las calles de Francia. 

Un instrumento de justicia que nació para garantizar, uno de los conceptos de la Revolución: "la égalité". Efectivamente, el uso de la guillotina en Francia, nació de su propia Asamblea Nacional, con el objetivo de conseguir la igualdad, incluso entre los condenados a muerte.

Hasta entonces, solo los nobles podían ser decapitados por espadas o hachas que, bien afiladas y en manos de un verdugo experimentado, acababan con el asunto de manera rápida y tajante. Para los plebeyos y ladronzuelos, se reservaban castigos más severos y agonizantes como la horca, la hoguera o, en los casos de delitos más graves, eran amarrados en la rueda y apaleados, hasta romperles todas las articulaciones.

Fue Joseph-Ignace Guillotin quien propuso en la Asamblea, que los condenados a muerte debían tener un final un poco más digno y, desde luego, igual para todos, sin distinción de clases.

A principios de junio de 1791 se aprobó que, “a todos los condenados a muerte se les cortará la cabeza”. Para hacerlo de manera más certera, se le pidió al cirujano Antoine Louis que diseñara un artefacto para tal fin. La decapitadora no tardó en ver la luz. La construyó un carpintero alemánt, siguiendo las instrucciones de Antoine Louis, quien se inspiró en modelos precedentes, como los utilizados en escocia.

Poco antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial, tuvo lugar un esperpéntico espectáculo. Eugène Weidmann un alemán de 31 años, que fue condenado a muerte por robar y asesinar a seis personas, durante la Exposición Internacional de París en 1937. 

Sus acciones, perpetradas junto a dos secuaces, tuvieron en vilo a la población parisina durante unos meses. Tiros en la nuca, leche envenenada y los asesinatos de una bailarina estadounidense, una enfermera, un chofer y un agente inmobiliario, entre otros, llenaban las columnas de sucesos, de unos periódicos franceses que el público, leía con expectación.

Weidmann fue arrestado en diciembre de 1937 y, tras más de un año de juicios mediatizados en tono sensacionalista por la prensa, se dictó sentencia el 31 de marzo de 1939. Los compinches del famoso criminal, recibieron penas menores e incluso el indulto, pero Eugéne Weidmann pasaría a la historia, como el último hombre ejecutado con la guillotina, de manera pública en Francia.

La ejecución tuvo lugar, el 17 de junio de 1939 en la prisión Saint-Pierre de Versalles. Allí se generó un revuelo de asistentes que gritaban e insultaban al reo. El asunto empezó a desbordar a los agentes y, para colmo, el verdugo llegó tarde. Jules-Henri Desforneaux fue el encargado de sustituir al veterano e impecable verdugo, Anatole Deibler, que había fallecido unos días antes.

El retraso permitió que la ejecución fuera fotografiada y grabada por varios curiosos y periodistas, para continuar vendiendo diarios a los entusiastas del morbo. Una vez que el cuerpo de Wiedmann dio su último espasmo, se sucedieron vítores y se abrieron botellas de champán entre el público asistente.

El comportamiento histérico y el escándalo generado por las fotos, en un contexto en el que se luchaba por abolir la pena de muerte en Europa, fueron suficientes para que el presidente de Francia, Albert Lebrun, prohibiera las ejecuciones públicas.

No obstante se siguió utilizando la guillotina casi cuarenta años más. El tunecino de 27 años Hamida Djandoubi, fue la última persona ejecutada por medio de la guillotina, el 10 de septiembre de 1977, condenado a muerte por torturar y asesinar a su exnovia, Élisabeth Bousquet.

Fue la última cabeza, sobre la que cayó la “navaja nacional”, antes de que Francia aboliera la pena capital, el 9 de octubre de 1981.

 

sábado, 15 de junio de 2024

Curiosidades de la película Psicosis, dirigida por Alfred Hitchcock

Tal día como hoy, 16 de junio de 1960, se estrenó la película Psicosis en Estados Unidos

El filme se basó, en la novela homónima de Robert Bloch. Alfred Hitchcock adquirió los derechos para filmarla por 9 mil 500 dólares.

La historia se desarrolla en un motel, cuyo dueño es un tal Norman Bates. Una noche llega al lugar una joven llamada Marion Crane, que se intenta ocultar de la policía aportando un nombre falso, tras haber robado 40 mil dólares a su jefe.

Después de la cena, Marion decide tomarse una ducha antes de irse a dormir. Y fue ahí donde el mundo conoció, una de las escenas más famosas de la historia del cine. Esto nos lleva a hablar de la escena más icónica, del cine en general, que es cuando la mujer muere. 

Se trata de “la escena de la ducha”, en la que Norman Bates, asesina a Marion Crane, la inquilina alojada en su hotel. Esta escena condensa un sinfín de elementos que la hacen tan icónica.

La escena de Psicosis contiene asesinato y desnudez, con lo cual no pasaría la censura. Pero, ni el asesinato ni la desnudez se ven de manera explícita: es la “magia” del cine y la precisión neurótica de Hitchcock lo que nos mete de lleno en un asesinato a sangre fría.

Para lograr esto, Hitchcock echó mano a varios elementos, acuchilló varios melones hasta encontrar el indicado, el que produjera el sonido más parecido al de un cuchillo entrando en el cuerpo de una persona.

En cuanto a la sangre, se utilizó jarabe de chocolate que, en la cinta en blanco y negro, pudo apreciarse como sangre. Además creó el baño de manera que la cámara, pudiera tomar la situación desde diferentes ángulos y no tuviera las limitaciones, de un baño convencional.

El asesinato de la ducha, es una de las secuencias que más costó montar, ya que necesitó muchos procesos de edición. La escena en sí contiene como mínimo, 70 ediciones en sólo 45 segundos.

El  grito de Marion en la película fue real. Hitchcock quería que fuese totalmente creíble, por lo que cambió la temperatura del agua y roció a la actriz con agua helada.

Alfred Hitchcock se encargó de la mayor parte de la promoción del filme  Les prohibió a los actores principales, hacer entrevistas para los medios, y los críticos de la época vieron la película junto con el público en general. Además, impidió que el público asistiera tarde a la función, algo inusual en esos tiempos. Psicosis fue un éxito de taquilla, en buena parte del mundo, y logró recaudar en total 60 millones de dólares.

Según se cuenta, Hitchcock intentó comprar todas las copias disponibles de la novela de Bloch para preservar el secretismo de su película y se negó, varias veces a revelar la sinopsis oficial de la película a la prensa, antes de su estreno. La única información que Hitchcock dejó que se filtrase a la prensa, fue que durante la película una joven mujer moriría en una ducha.

La voz de la "madre" fue doblada por tres personas diferentes, incluyendo a un chico, Paul Jasmin. Las otras voces pertenecían a Virginia Gregg y Jeanette Nolan. Psicosis fue nominada a cuatro premios Oscar, sin embargo, la película no consiguió ganar ninguno de los premios.

Alfred Hitchcock es una de las figuras clave, para entender el cine de la actualidad. Fue uno de los directores más influyentes, de  la historia del cine,.

viernes, 14 de junio de 2024

El general Palafox, el héroe de los sitios de Zaragoza, durante la Guerra de la Independencia Española

Tal día como hoy, 15 de junio de 1808 durante la Guerra de la Independencia Española, comienza el primer sitio de Zaragoza.

El que sería verdadero artífice de la defensa militar de Zaragoza, frente a la invasión de las tropas napoleónicas en 1808, José de Rebolledo y Palafox Melzi -más conocido como José Palafox- nació en 1775 en Zaragoza..

Ya a los 17 años entró a formar parte del Real Cuerpo de Guardias de Corps, y pronto ascendió a brigadier de los Reales Ejércitos de Fernando VII, rey al que sirvió de manera incondicional.

Su verdadero reconocimiento como héroe se inició en 1808, cuando el rey Fernando, retenido en Francia por Napoleón, le encargó el levantamiento armado del Reino de Aragón, punto de entrada de las tropas francesas y paso obligado, en dirección a Madrid y Levante. Palafox se convirtió así en el jefe popular de un ejército, que lo aclamaba como capitán general, grado militar que él mismo rechazó.

Este hecho, que fue visto como un gesto de humildad por soldados y pueblo en general, hizo aumentar su popularidad como caudillo, ya muy ganada por la generosa aportación, de sus bienes particulares a la causa armada, y posteriormente consolidada, por su implicación personal en el combate.

Con el apoyo de su ejército, pero también del clero, de la nobleza y del pueblo llano, declaró formalmente la guerra a Napoleón. Su ingenio militar le permitió articular una estratégica defensa por todo Aragón: entre otras acciones, movilizó a sus tropas por varios frentes, creó secciones de caballería, ordenó el reclutamiento obligatorio y voluntario de varones, estableció la supremacía de la jurisdicción militar y creó una policía de orden público.

Además, para dar legitimidad a su levantamiento, convocó a las Cortes de Aragón y recibió de éstas su apoyo: proclamaron a Fernando VII, eligieron una Junta y reconocieron a Palafox, como capitán general y gobernador político y militar, del reino de Aragón.

En junio de 1808 tuvo lugar el primer sitio de Zaragoza. La ciudad, defendida por unos 13.000 hombres ubicados en puntos estratégicos, resistió los setenta días de cerco y salió triunfadora. En diciembre del mismo año tuvo lugar el segundo sitio, cuya defensa correría peor suerte: al ataque francés se unió una peste que asoló la ciudad, diezmó los ejércitos y debilitó su organización.

Atacado por el tifus y gravemente enfermo, Palafox dejó el mando a la Junta de Defensa que, en febrero de 1809, capituló ante los franceses. Palafox, que no aceptó la rendición, fue hecho prisionero y encarcelado cerca de París, donde pasó casi cinco años.

Volvió a estar en activo al servicio de Fernando VII cuando el rey regresó a España, pero a partir de 1813, comenzó su decadencia como militar. A pesar de que el monarca le otorgó el ducado de Zaragoza y el cargo de capitán general de Aragón y le reclamó en 1820 para luchar contra el levantamiento liberal, el héroe de Los Sitios cayó en el olvido. Lleno de deudas y acusado de conspiración, murió en Madrid en 1847.

El Panteón de Hombres Ilustres de la basílica de Atocha, acogió primero sus restos, que en 1958 fueron trasladados a Zaragoza y depositados en la Basílica del Pilar.

jueves, 13 de junio de 2024

La historia de la máquina de vapor inglesa

Tal día como hoy, 14 de junio de 1699, el inventor británico Thomas Savery presenta ante la Royal Society de Londres una máquina de vapor, un gran avance hacia la Revolución Industrial de la segunda mitad del siglo XVIII, en el Reino Unido y Alemania. 
     
Hasta finales del siglo XVIII, la máquina de vapor no empezó a tener éxito comercial. Thomas Savery realizó una primera patente en 1698, con un motor capaz de elevar agua por medio del fuego. A través de esta primer desarrollo, Thomas Savery se convirtió en el inventor de la máquina de vapor comercial. Aunque, con el paso del tiempo, esta máquina sufriría importantes modificaciones.

El funcionamiento de la máquina de vapor de Thomas Savery, se basaba en un sistema que permitía bombear el agua de una mina, utilizando la fuerza del vapor. No obstante, esta máquina de vapor tenía una gran limitación, ya que representaba un riesgo de explosión.

Catorce años más tarde, su socio Thomas Newcomen inventó, basándose en la máquina de vapor de su amigo, una máquina que utilizaba vapor a menos presión. De esta manera, Newcomen creó una máquina capaz de utilizar el vapor de agua, para mover un pistón hacia adelante. Sería la presión del aire la que permitiría forzar dicho pistón, hacia atrás. Este movimiento del pistón, fue utilizado para accionar tanto bombas de agua como otros tipos de sistemas.

En el año 1769 fue James Watt, quien patentó la máquina de vapor como tal. Es por ello que algunos consideran que Watt es el inventor real de la máquina de vapor. Con su máquina, Watt introdujo mejoras sustanciales a máquinas anteriores, que utilizaban la fuerza del vapor de forma muy pobre.

Entre las mejoras tecnológicas que aportaba su diseño, James Watt incluyó una gran modificación. El inventor de la máquina de vapor, se dio cuenta de que, al mover los pistones en la máquina de Newcomen, se perdía mucho calor. Así, este ingeniero escocés ideó un sistema que permitía aprovechar ese calor, para hacer evaporar más agua. Al hacerlo, Watt inventó una máquina de vapor, mucho más económica y eficiente.

Fue precisamente esa eficiencia mejorada, la que permitió llevar la máquina de vapor al mundo del transporte. Aunque su aplicación, ha sido muy extensa en todo el sector industrial. De hecho, el inventor de la máquina de vapor, fue responsable en gran medida, del impulso de la Revolución Industrial.  

Durante este periodo, la humanidad tuvo un período de transformaciones económicas, sociales y tecnológicas, de la historia de la humanidad. Desde el Neolítico no se había visto una evolución, de semejante envergadura.

Durante estos años, la sociedad pasó de ser una economía basada en la agricultura y el comercio, a desarrollar una economía urbana, industrializada y basada en el uso de máquinas. 

La introducción de herramientas, como la máquina de vapor en distintas industrias, permitió dar el paso definitivo en el éxito de esta revolución, puesto que permitió aumentar enormemente la capacidad de producción.,


miércoles, 12 de junio de 2024

El saqueo de Córdoba por los franceses, en 1808

Tal día como hoy, 13 de junio de 1808: En España, el ejército francés vence a las fuerzas españolas y entra en Córdoba, donde realiza un sanguinario saqueo de la ciudad.

La capital cordobesa sufrió, recién iniciada la Guerra de Independencia española contra la invasión francesa, un saqueo de mano de las tropas imperiales de tal virulencia, que incluso los propios oficiales del ejército francés, reconocieron lo excesivo del ataque, que se extendió durante varios días.

El 13 de junio de 1808, un improvisado ejército de 20.000 cordobeses, trató de impedir la llegada de las tropas enemigas a la capital cordobesa, a la altura del puente de Alcolea. La misión fue inútil, y los franceses, mejor organizados, derrotaron a los locales, que tuvieron que darse a la huida, dejando indefensa la ciudad.

Solo un par de horas después de la victoria en Alcolea, el ejército francés entraba en Córdoba por la Cuesta de la Pólvora, dirigido por el general Pierre-Antoine Dupont, que echó abajo la Puerta Nueva a cañonazos.

Los soldados entraron en la ciudad y se dispersaron rápidamente. En aquel momento, el juez de paz Pedro Moreno, vecino de la calle Borja Pavón número 2, cargaba su fusil. Desde el tejado de su casa, el magistrado apuntó a Dupont, cuando lo vio pasar por la que hoy es la calle Alfonso XII. Disparó varias veces, pero solo consiguió matar al caballo. 

La soldadesca asaltó la casa del juez, a quien acuchillaron como a su mujer, su hija y todos los habitantes de la casa, salvándose solo una nieta de corta edad, que un soldado sacó enganchada por la ropa, en la bayoneta.

Dupont, iracundo, ordenó que se tocase a rebato y que no se respetase, ni a los ancianos, ni a las mujeres, ni a los niños. Comenzó el saqueo de Córdoba, en el que durante tres días de desafuero y descontrol, no quedó casa sin ultrajar ni mujer sin violar, según los testimonios del suceso que dieron, incluso, los propios oficiales franceses, como el coronel Clerc.

Del saqueo no se salvó ni el obispo, que tuvo que saltar la tapia del Palacio Episcopal para refugiarse en la finca aledaña. A pesar de ello, "fue alcanzado y pisoteado·, según el relato de Ortí Belmonte, quien mencionaba que la rapiña, se centró en las iglesias y monasterios, especialmente los femeninos.

El importe del pillaje en Córdoba es incalculable. Sólo entre el equipaje del general Dupont constaban cinco millones de reales —la mitad del presupuesto del Ayuntamiento de la época—, 11 kilos de perlas y un pectoral del obispo de Jaén.

De las casas consistoriales, los franceses sacaron diez millones de reales y otros dos millones y medio más, del Palacio Episcopal. En total, el ejército de Napoleón necesitó más de 800 carros, para portar el enorme botín de todo lo saqueado en Córdoba. También se apoderaron, de toda clase de pertrechos de guerra, de vituallas y de caballos, 

Además, según un informe del interventor del Ayuntamiento de Córdoba, durante el saqueo de la ciudad los franceses se bebieron 1.100 arrobas de vino y aguardiente de las tabernas oficiales del municipio, es decir, cerca de dos litros por cabeza.

No fue hasta el cuarto día de la dominación francesa, cuando unas cuantas compañías militares comenzaron a "restablecer el orden entre los cuerpos del ejército, que estaban sumergidos en la embriaguez, la lascivia y los excesos más desenfrenados", no obstante, aún se tardó otros cinco días, en poner fin al saqueo.

Tal fue la recaudación que los franceses desistieron, de imponer ningún tipo de impuesto de guerra a la población.

Mientras tanto, Andújar se había levantado en armas, en Sierra Morena los bandoleros aniquilaban una a una todas las patrullas francesas, que se encontraban y el general Castaños partía con un ejército más ordenado, contra el invasor francés al tiempo que se producía la capitulación de la Armada francesa, en la bahía de Cádiz.

Ante estos acontecimientos, el día del Corpus de 1808, Dupont ordenó la evacuación de Córdoba. Los soldados, temerosos de la reacción del pueblo, huyeron despavoridos, agarrados al enorme botín que usurparon en la ciudad. Los cordobeses corrían tras de ellos y se unían a Castaños, en busca de venganza.

Finalmente, Castaños entraría en Córdoba el 23 de junio de 1808 y comenzaría a perseguir a Dupont, hasta vencerle en la Batalla de Bailén. 


martes, 11 de junio de 2024

La masacre de la discoteca Pulse de Orlando

Tal día como hoy, 12 de junio de 2016,ocurre la masacre del club Pulse de Orlando, en la que el asaltante Omar Mir Seddique Mateen, dispara a la multitud matando a 50 personas. Otras 53 resultaron heridas. El atacante juró lealtad al Estado Islámico antes del atentado y fue abatido por la policía.

La masacre de la discoteca Pulse de Orlando, fue un tiroteo ocurrido el 12 de junio de 2016, en donde 50 personas murieron y 53 resultaron heridas en la discoteca gay Pulse, de la ciudad estadounidense de Orlando (Florida).​

El autor del atentado, Omar Mir Seddique Mateen, falleció también al ser abatido por la policía. El terrorista juró lealtad al Estado Islámico, justo antes del ataque y el grupo asumió su autoría.​

El ataque es el segundo tiroteo con mayor número de muertes, en la historia de Estados Unidos. Fue considerado en su momento, el ataque con armas de fuego con mayor número de muertos, en los Estados Unidos desde los atentados del 11 de septiembre de 2001,  hasta el atentado de Las Vegas de 2017, que dejó 59 muertos.

El 12 de junio, hacia las 2:02 de la mañana, se oyeron tiros y un policía de Orlando,situado frente al Club, intercambió disparos con una persona armada, que devolvió los disparos. La discoteca Pulse escribió en su página de Facebook: "Que todo el mundo salga de Pulse y sigan corriendo".

El hombre armado llevaba un fusil semiautomático, una pistola Glock de 9 mm y un "aparato" que las fuerzas de seguridad creían, que era otra amenaza. Después de que llegaran varios policías mas, el hombre se retiró dentro del club y comenzó a tomar como rehenes a los clientes.

Un negociador de crisis fue enviado al lugar, mientras que el hombre armado se encerraba con los rehenes. El tirador afirmaba tener un artefacto explosivo.​

Hacia las 5:00 de la mañana, policías del equipo de élite SWAT, entraron en la discoteca y se produjo un intercambio de disparos.​Treinta rehenes fueron liberados, un policía recibió una herida de bala no letal, en la cabeza y fue hospitalizado,​ y la policía confirmó que el tirador también había muerto.​

Un portavoz de la policía afirmó, que no se sabía si el hombre había disparado a las víctimas, al principio del ataque o si los había asesinado después.

La esposa de Omar Mir, fue juzgada por complicidad en el atentado y obstrucción a la justicia, pero resultó absuelta de todos los cargos.

 

lunes, 10 de junio de 2024

Cuando la empresa aeronáutica Saab, fabricó automóviles

Tal día como hoy, 11 de junio de 1947, Saab, un proveedor de aviones militares antes y durante la Segunda Guerra Mundial, produce su primer automóvil en un intento de diversificar el prototipo del modelo 92.

La empresa sueca Saab, es una empresa de defensa y seguridad, bien conocida desde hace 80 años, sin embargo, la gente todavía asocia su nombre con el negocio automotriz, que desapareció hace tiempo: los automóviles Saab.

Saab nació en 1937 en Trollhättan, Suecia, para proporcionar aviones a la Fuerza Aérea Sueca, cuando Europa se preparaba para otra guerra. La oficina central se trasladó a la ciudad sueca de Linköping y allí en 1945, se puso en marcha un proyecto de desarrollo de automóviles.

Fue el Proyecto 92, ya que el 92 fue el siguiente número en la secuencia de producción después del Saab 91, el "Safir", un avión de entrenamiento- Los coches de Saab tenían una gran deuda, con el diseño de los aviones Saab. 

Los ingenieros aeronáuticos de la compañía, pensaron que podían utilizar sus conocimientos de la fabricación de aviones, para mejorar la aceleración de los automóviles, en comparación con los alemanes, que estaban en el mercado de Suecia en ese momento.

El primer automóvil se presentó en junio de 1947, aunque fue en 1949 cuando, realmente se pusiera en marcha y esos icónicos vehículos, verde botella salieran a la carretera.

Con el pasar de los años, cada nuevo coche de Saab, fue reconocido por su diseño, confiabilidad y seguridad. Pero a medida que el nombre de los automóviles ascendió, también lo hizo la reputación de Saab, como una empresa de defensa, al servicio del mercado global de gobiernos,  con productos y soluciones que van desde la defensa militar. hasta la seguridad civil.

A diferencia del negocio de la defensa, que se fortaleció como actor global, la historia de los automóviles de pasajeros Saab fue más corta. Después de que la fusión de 20 años entre Saab y Scania-Vabis, llegara a su fin en 1989, el gigante estadounidense General Motors, tomó una participación del 50 por ciento, del nuevo negocio de coches Saab, antes de convertir a la compañía en una subsidiaria, de su total propiedad en el año  2000. Los coches Saab ya no eran fabricados por Saab.

Por lo tanto, el futuro de los automóviles Saab, estaba vinculado al de General Motors, y cuando la  empresa estadounidense comenzó a caer en 2008, también lo hizo su subsidiaria sueca. 

Un cambio de propiedad, para incluir al fabricante de automóviles holandés Spyker, no pudo detener el declive, y el negocio de automóviles de Saab se perdió para siempre, cuando Saab Automobile AB se declaró en quiebra, en diciembre de 2011.