sábado, 31 de octubre de 2020

Harry Houdini, el mago del escapismo

 

Tal día como hoy, 31 de octubre de 1926 fallece el famoso ilusionista, mago y escapista americano - de origen húngaro- Harry Houdini. El mago murió en Detroit (EE.UU.) como consecuencia de una peritonitis derivada de una lesión de estómago

Su figura, misticismo y fama convirtieron a Harry Houdini en el mayor mago de toda la historia. Su celebridad, su nombre y sus hazañas son todavía recordadas aunque ya no quede nadie vivo que las viera en directo. Houdini era un ilusionista de gran talento que supo combinar su imagen con esa mística y misterio que debe rodear a un buen mago.

Por eso, sus trucos escapando de depósitos de agua mientras estaba atado con cadenas y colgado por los pies o huyendo de una camisa de fuerza de Scotland Yard son todavía recordados, admirados y copiados por expertos de todo el mundo.

Harry Houdini fue en realidad un emigrante húngaro llamado Erik Weisz que cambió su nombre al de Erich Weiss cuando llegó al nuevo mundo a finales del siglo XIX. Tras los primeros años en Estados Unidos, Houdini demuestra pronto su amor por la magia, de ahí que adquiera su nombre del considerado como padre de la magia moderna, el francés Jean Eugène Robert-Houdin.

Houdini comienza con trucos de mago chistoso y juegos de cartas en sus inicios en la magia. Pronto, empieza con el escapismo, técnica para la que tenía un gran talento, y lo demostró rápidamente con trucos como la metamorfosis, que consistía en el ilusionista dentro de un saco e introducido en un baúl cerrado con candados y con un ayudante sobre él. El baúl se tapaba con una cortina y, al abrirla, era Houdini quien estaba sobre el baúl y el ayudante dentro de él.

El mago Houdini supo entender la magia como espectáculo, de ahí que lograse tanto éxito. Además, fue un gran estudioso, por lo que consiguió una enorme colección de materiales especializados. El éxito de sus números lo llevó a Broadway y a ser conocido a nivel mundial con trucos en los que hacía desaparecer un elefante.

Con todos sus triunfos, alcanzó una considerable fortuna que le permitió disfrutar de algunas de sus grandes aficiones, como la aviación. Fue la primera persona en volar sobre Australia en 1910.

La historia de Harry Houdini ha sido contada y trasladada a diversos medios durante muchos años. Tanto su éxito como su triste final, cuando aceptó el reto de unos estudiantes para recibir golpes en el abdomen.

Algunos de los puñetazos fueron propinados por el boxeador Gordon Whitehead. Nueve días después, murió por apendicitis agravada por los golpes recibidos. Era el 31 de octubre de1926 y tenía 52 años.


 

viernes, 30 de octubre de 2020

La Batalla del Monte de las Cruces

Tal día como hoy 30 de octubre de 1810 tiene lugar la Batalla del Monte de las Cruces -cercano a Toluca, México-, ganada por fuerzas del ejército insurgente dirigidas por el cura Miguel Hidalgo e Ignacio Allende, muy superiores en número a las tropas de la Corona Epañola, comandadas por el coronel Torcuato Trujillo que, a pesar de emplear artillería y poseer conocimiento en el combate, se retirará derrotado del lugar.

Esto abrirá la puerta para que el movimiento insurgente pueda tomar la ciudad de México; pero el 3 de noviembre, Hidalgo decidirá retroceder con dirección a la región del Bajío, lo que acentuará las diferencias y el distanciamiento con Allende.

A las dos de la tarde del domingo 28 de octubre de 1810, los insurgentes, dirigidos por Miguel Hidalgo y Costilla, entraron a la ciudad de Toluca. Carlos Herrejón Peredo, en su libro La ruta de Hidalgo, narra que “la impresión que tuvieron los toluqueños de aquel movimiento fue positiva: se admiraron del orden con que se condujeron los insurgentes y comentaron que eran ‘gente muy buena’”.

El 30 de octubre, las fuerzas revolucionarias se encuentran en Santiago Tianguistenco y emprenden su camino hacía el Monte de las Cruces. Van juntos “Ignacio Allende y Mariano Jiménez, el primero asegura que en la Ciudad de México tiene muchos partidarios. Mientras el jefe realista Torcuato Trujillo, al amparo de la espesura del monte, prepara su defensa.

A las 11 de la mañana, rompen el ataque los insurgentes al son de cornetas y tambores, estruendo que pronto se diluye en una inmensa gritería”. La batalla se desarrolló en desigualdad de condiciones para ambos bandos. Los insurgentes eran más de 70 mil, los realistas menos de cinco mil, pero bien entrenados y armados, la tropa de los revolucionarios en cambio estaba mal armada y era indisciplinada.

Al final de la contienda, relata Carlos Herrejón, “murieron dos mil realistas y más de dos mil insurgentes. Cara victoria. Desde lo álgido de la batalla, muchos insurgentes han desertado, y más, al ver y sepultar a los muertos”. El camino a México fue, así, despejado.

Carlos Herrejón relata, que “al día siguiente de la batalla Hidalgo, y las principales cabecillas de la insurgencia, esperan que los partidarios de la capital salgan en cualquier momento o manden alguna noticia. No sucede y entonces, por la tarde, se decide que una comisión parta con bandera blanca, a llevar pliego de intimación al virrey Venegas, quien lo rechaza”.

Las fuerzas insurgentes fueron dirigidas por Ignacio Allende, quien atacó de manera frontal las posiciones realistas; en plena batalla estuvo a punto de perder la vida, cuando murió su caballo en la batalla; al mismo tiempo, Mariano Jiménez, con una columna insurgente, pasó el puente de Lerma y desbordó por un flanco a las tropas de Torcuato Trujillo, que a pesar de resistir con valor, fueron sorprendidas, obligándolas a retirarse completamente derrotadas.

Hidalgo, con el grueso de su ejército acampó en el sitio donde ocurrió la batalla y permanecieron inactivos los días 31 de octubre y 1 de noviembre de 1810. Estos días fueron de gran angustia y extremo sobresalto para los avecinados en la capital, especialmente para los españoles.

El triunfo completo del Ejército Insurgente, fue principalmente a la labor de Ignacio Allende, y por sus eficaces disposiciones y el cargo que se hizo de la caballería. Esto abrió la puerta del movimiento insurgente para tomar la ciudad de México.


 

 

jueves, 29 de octubre de 2020

La Gran Depresión

Tal día como hoy, un 29 de Octubre del año 1929, comenzó la Gran Depresión, consecuencia directa del famoso Martes Negro, la caída más devastadora del mercado de valores en la historia de la Bolsa estadounidense. Esta crisis económica mundial se prolongó durante la década de 1930, provocando efectos devastadores en todas partes del globo, donde la inseguridad y la misera se extendieron como una epidemia. El comercio internacional llegó a descender un 66% durante el hundimiento.

La Gran Depresión fue un periodo de la historia del siglo XX donde predominó una crisis económica a escala mundial. Es de gran importancia su estudio debido a que fue una depresión económica duradera y que afectó profundamente a la sociedad. Se considera su inicio el día 29 de octubre de 1929, el Martes Negro. Día en el que la bolsa de Nueva York cayó y el pánico se adueño de los inversores.

La crisis bursátil se expandió a otros sectores y de ahí a la sociedad. La recuperación económica fue lenta y dolorosa. En algunos países esta crisis económica derivó políticamente en el auge de totalitarismos, los cuales fueron un factor decisivo para el advenimiento de la Segunda Guerra Mundial.

Tras la Belle Époque llegó la Gran Guerra, es decir, la Primera Guerra Mundial, una guerra que provocó numerosas muertes y destrucción, ya que la industrialización había llegado de pleno a la industria armamentística. Tras acabar esta guerra, las dificultades de restaurar el sistema monetario fueron considerables. Pero volver al patrón oro existente antes de la Primera Guerra Mundial tenía el problema de realizar un cambio de paridades adecuadas.

La Conferencia de Génova de 1922 consagró el patrón oro, pero en la práctica se empleó la paridad con la libra debido a la convertibilidad de ésta con el oro. Esta resolución, que tenía el objetivo de frenar la inflación y relanzar la economía, conducía a un peligro de transmisión internacional de una crisis de forma más rápida y peligrosa. Esto fue lo que pasaría durante la Gran Depresión.

La vuelta al patrón oro causó diversos problemas. Según las predicciones de Keynes, la adopción en Inglaterra la paridad de preguerra produjo un déficit en la balanza de pagos y tensiones sociales. En los países que devaluaron la moneda, la balanza de pagos era positiva y podrían ir acumulando oro. En Italia, la paridad no funcionó tan bien debido al populismo y autoritarismo del fascismo de Mussolini.

Hasta 1930 prácticamente toda Europa y toda América habían adoptado el patrón oro. Pero al inicio de la Gran Depresión, en septiembre de 1931, Inglaterra decide suspender la convertibilidad en oro de la libra. Esta decisión, provocada por el déficit de la balanza de pagos, Progresivamente, la mayoría del resto de países abandonaron el patrón oro. El patrón oro no fue causa en sí de La Gran Depresión, pero incrementó su virulencia a nivel mundial.

Iniciada en EEUU, la Gran Depresión fue el fin de un proceso económico excesivamente creciente. La Bolsa de New York se derrumbó y el contagio afectó posteriormente a los bancos y de ahí a la economía en general. Los precios cayeron, los inventarios subieron, muchas empresas cerraron y el desempleo aumentó.

De EEUU pasó a Europa debido a la dependencia europea de los prestamos norteamericanos y de la vuelta internacional al patrón oro. La crisis se transmitió por tres vías: financiera, real y psicológica. La crisis europea empezó en Austria debido a la gran cantidad de deuda pública y de la debilidad de su moneda.

En definitiva, la Gran Depresión fue una gran catástrofe social causada por poner en práctica simultáneamente paradigmas económicos y sociales incompatibles. Asimismo, los remedios contra la depresión se aplicaron con ineptitud y retraso y se necesitó casi una década para que el mensaje keynesiano fuera asimilado por los políticos. 

Fue un periodo complejo y en distintos puntos de vista y de análisis. En el futuro se seguirá analizando este interesante periodo y que puede tener paralelismos con la crisis económica que empezó en el 2.008.

 

 



miércoles, 28 de octubre de 2020

La batalla del puente Milvio

 

Tal día como hoy 28 de octubre de 312 en la actual Italia, los ejércitos de Constantino el Grande derrotan a las fuerzas usurpadoras de Majencio, en la batalla del puente de Milvio, convirtiéndose en emperador.

Según se cuenta, Constantino ha visto una cruz en el cielo antes de la batalla y, al salir victorioso de la contienda, se convertirá al cristianismo, estableciendo que el emperador, representante de Cristo, es señor del estado y de la Iglesia. Pone fin a la represión religiosa de los cristianos

Tras la muerte de Constancio Cloro se desató en Roma una serie de guerras civiles que culminaron con el triunfo de Constantino. Con él se iniciaron muchas transformaciones en Roma, por lo que la Batalla del Puente Milvio, que le aupó al poder, ha sido señalada en ocasiones como el fin de la Antiguedad o el comienzo de la Edad Media.

En la lucha de poder que se inició tras el colapso de la tetrarquía alrededor de 309, Constantino consolidó su posición en Gran Bretaña, la Galia , las provincias germánicas, y España. Creyéndose el emperador legítimo del Imperio Romano de Occidente , reunió a su ejército y se preparó para una invasión de Italia en el año 312.

Al sur, Majencio, que ocuparon Roma, procuró promover su propia demanda al título. Para apoyar sus esfuerzos, fue capaz de aprovechar los recursos de Italia, Córcega, Cerdeña, Sicilia y las provincias africanas.

Avanzando al sur, Constantino conquistó el norte de Italia mostrando compasión a los ciudadanos de la región, que pronto comenzaron a apoyar su causa. Cuando se acercaba a Roma, se esperaba que Majencio se quedaría dentro de los muros de la ciudad y le obligan a poner sitio. Esta estrategia ha funcionado en el pasado para Majencio cuando se enfrentó a la invasión de las fuerzas de Severo (307) y Galerio (308). De hecho, los preparativos de asedio ya se habían hecho, con grandes cantidades de alimentos que estaban ya en la ciudad.

En su lugar, optó Majencio para dar batalla y avanzó su ejército al río Tíber , cerca del puente Milvio fuera de Roma. Esta decisión se cree ampliamente que se ha basado en los presagios favorables y el hecho de que la batalla se produciría en el aniversario de su ascensión al trono. El 27 de octubre, la noche antes de la batalla, Constantino afirmó haber tenido una visión que le dio instrucciones a combatir bajo la protección del Dios cristiano. En esta visión de una cruz apareció en el cielo y oyó , “con este signo, vencerás”.

Siguiendo las instrucciones del visión, Constantino ordenó a sus hombres pintar el símbolo de los cristianos en sus escudos. Avanzando sobre el puente Milvio, Majencio ordenó que se destruyera por lo que no podría ser utilizado por el enemigo. El 28 de octubre, las fuerzas de Constantino llegaron al campo de batalla y atacan lentamente empujados hacia atrás a los hombres de Majencio hasta que sus espaldas estaban en el río.

Al ver que el día se terminaba, Majencio decidió retirarse y renovar la batalla más cerca de Roma. Como retiró a su ejército, se obstruye el puente de pontones, su única vía de retirada, en última instancia, causando su colapso. Los que quedaron atrapados en la orilla norte fueron capturados o asesinados por los hombres de Constantino. Con la división del ejército de Majencio y diezmado, la batalla llegó a su fin. El cuerpo de Majencio fue encontrado en el río, donde se había ahogado en un intento de cruzar a nado.

Con su rival muerto, Constantino era libre para consolidar su control sobre el Imperio Romano de Occidente. Durante su reinado hubo grandes transformaciones que cambiaron para siempre la historia. Abrió la puerta al Cristianismo, que se convertiría en la religión oficial del estado romano más de medio siglo después.

También construyó una nueva capital en el Cuerno de Oro, donde estaba emplazada la antigua colonia griega de Bizancio, que recibiría el nombre de Constantinopla. Sin lugar a dudas Constantino es un monarca clave para entender la transición entre la Edad Antigua y el mundo medieval.


 



martes, 27 de octubre de 2020

Historia del metro de Nueva York

 

Tal día como hoy, 27 de octubre de 1904 se inaugura el metro de Nueva York viajando entre el Bajo Manhattan y Harlem parando en 28 estaciones intermedias y con un precio de un centavo por billete.

Nueva York fue la segunda ciudad del mundo en tener un sistema de metro, detrás de Londres. El primer experimento piloto de un tren subterráneo en la ciudad fue inaugurado el 26 de Febrero de 1870. Creado por el inventor Alfred Ely Beach, fue construido para trenes de propulsión neumática.

La primera línea de metro de Nueva York fue abierta el 27 de octubre de 1904. La línea circulaba entre el Ayuntamiento y la Calle 145 en el Bronx. Debido a los enormes costos y el nivel de conocimientos implicados, el Ayuntamiento contrató varias empresas privadas para manejar las operaciones del metro.

En la actualidad, el metro de Nueva York cuenta con 22 rutas, 6.282 vagones de tren, más de 840.000 vías y es utilizado por 5,3 millones de viajeros.

Con 468 estaciones, el Metro de Nueva York es el más grande del mundo. El servicio funciona durante todo el año las 24 horas del día. Todas las líneas están identificadas por letras o números. Para acceder a él debe adquirir una tarjeta magnética llamada MetroCard.

Existen dos tipos de trenes, los locales que paran en todas las estaciones, y express de parada en las principales estaciones. El tipo de tren viene señalizado tanto en el andén como en los vagones. Las estaciones de una misma línea se encuentra por lo general a una distancia de entre 8 y 10 manzanas. En todas las estaciones de metro cuenta con un panel informativo con mapas y horarios.

El metro es muy seguro durante el día pero no tanto por la noche. En horas de baja intensidad de pasajeros, los trenes reducen el número de vagones funcionando, algunos de ellos, sin conductor.

Mientras esté esperando manténgase siempre lejos del borde de la plataforma. Si se le cae algo a la vía comuníqueselo a algún empleado de la MTA o diríjase a la cabina de información de la estación.

Fuera de las horas punta, evitar los andenes vacíos. Mientras espera sitúese en las zonas que los empleados de la MTA puedan verle o dentro del campo de visión de las cámaras de seguridad. Existen intecomunicadores en los andenes en caso de que necesite ayuda. También hay teléfonos con los que podrá comunicarse con la policía llamando al número de teléfono gratuito 911.


 







lunes, 26 de octubre de 2020

Cuando The Beatles recibieron la Orden del Imperio Británico

 

Tal día como hoy 26 de octubre de 1965, la banda The Beatles recibió la Orden del Imperio Británico, gracias a su contribución a la música del país. Este reconocimiento, creado en 1917 por el rey Jorge V, está dividido en dos categorías: civil y militar. Personalidades de la talla de Charles Chaplin, Bill Gates, J.K. Rowling o Elton John han recibido también dicha condecoración.

La Orden del Imperio Británico es una condecoración entregada por la Corona británica desde 1917, en el reinado de Jorge V, a todos aquellos que hacen algo significativo en nombre del Reino Unido.

Aquella mañana del 26 de octubre de 1965, una multitud de cuatro mil personas los esperaban hasta colgados de los postes de luz a su cita con la mismísima Reina Isabel II en el Palacio de Buckinham. El grupo británico The Beatles alcanzó un honor que no había sido ganado por ninguna otra banda de rock.

El Primer Ministro Harold Wilson propuso la condecoración que causo polémica en el parlamento británico. A pesar de las protestas John, Paul, George y Ringo recibieron la máxima condecoración de manos de la Reina Isabel II.

Luego de recibir tan merecido reconocimiento, John Lennon dijo: “Aunque no creemos en la familia real, no puedes evitar impresionarte cuando estás en el palacio, cuando sabes que estás de pie frente a la reina. Fue como un sueño. Fue hermoso”.

Aunque fue un reconocimiento muy bien recibido por The Beatles, quienes cumplieron con todos los protocolos que correspondían, cuatro años después, John Lennon devolvía la medalla como forma de protesta al apoyo que entregaba Inglaterra a Estados Unidos por la guerra de Vietnam. 


 

domingo, 25 de octubre de 2020

El naufragio del trasatlántico "Principessa Mafalda"

 

Tal día como hoy 25 de octubre de 1927, se produce el hundimiento frente a las costas brasileñas del trasatlántico italiano "Principessa Mafalda", en el que mueren 314 personas..

La nave Principessa Mafalda, de la empresa Navigazione Generale Italiana, era un vapor de lujo, con un desplazamiento de 9.200 toneladas, 147 metros de longitud, 16,80 m de ancho) y podría navegar a 18 nudos.

Su viaje inaugural al Plata fue motivo de encendidos comentarios: era el primer paquebote de gran lujo que uniría estas costas con el Mediterráneo y ostentaba el privilegio de ser uno de los buques más veloces de su tiempo. A partir de ese momento fue la nave predilecta de las familias pudientes argentinas, uruguayas y brasileñas que viajaban al viejo continente y un constante introductor de inmigrantes en sus travesías de regreso.

El honor del nombre del buque le correspondía por la segunda hija del rey de Italia, la princesa Mafalda María Elisabetta Anna Romana di Savoia.

Este transatlántico italiano se hundió el 25 de octubre de 1927 frente a las costas de Brasil. En la tragedia perdieron la vida 481 personas, muchos de ellos argentinos. En su momento, la noticia conmovió al mundo y por comparación, se decía que era el Titanic del Atlántico Sur.

El “Principessa Mafalda” fue la gran nave de su tiempo, única capaz de unir Italia con Argentina en catorce días. El 25 de octubre de 1927 cumplía su nonagésima travesía.

El hundimiento del “Principessa Mafalda” fue una de las tragedias marinas más impresionantes que se recuerdan, ocurrida en época de paz. Había partido del puerto de Génova el 11 de octubre de 1927, con 1.261 pasajeros a bordo en el que sería su último viaje.

El vigesimoquinto viaje de la fragata Sarmiento se inició el 29 de mayo de 1927. Cuando se encontraba en pleno viaje de instrucción, al arribar al puerto de Génova, el comandante del buque escuela, decidió enviar a Buenos Aires al conscripto Anacleto Bernardi y al cabo principal Juan Santoro, ante el agravamiento de la pulmonía que habían contraído durante el viaje. Se decidió que embarcaran en el trasatlántico “Principessa Mafalda”, el cual zarparía en breve con destino a la capital argentina.

Tanto el personal de la fragata Sarmiento como los pasajeros del buque desconocían que este navío se encontraba con problemas en su estructura, lo cual había motivado reparaciones de último momento y la demora de casi seis horas para abandonar la dársena italiana.

Los arreglos realizados al Principessa Mafalda no fueron suficientes. Cerca de la costa del estado brasileño de Bahía se hizo evidente que el buque no llegaría a destino. Notificados de esa situación, Bernardi y Santoro se presentaron ante el capitán del “Principessa Mafalda” y ofrecieron su colaboración, aún en el estado de convalecencia por la enfermedad que los aquejaba.

Mientras se preparaban los primeros botes, ambos procuraron tranquilizar al pasaje, recorriendo el interior de la nave, embarcando gente, arriando botes y negándose a ocupar lugar en ellos por su condición de marinos.

Bernardi se portó heroicamente salvando muchas vidas. En su último minuto en el barco, cuando la alternativa era arrojarse al mar o hundirse con aquella mole herida de muerte, vio que un anciano vacilaba sobre la cubierta y le entregó su propio cinturón de corcho. Después, Bernardi sufrió un espantoso fin.

El buque tardó menos de 3 minutos en hundirse. Bernardi, Santoro y otras 9 personas quedaron agarrados a una escala de desembarco durante media hora. Abajo, esperaban los tiburones… Estaban a 300 metros del barco “Mosella” e intentaron llegar hasta este a nado, única y última perspectiva de sobrevivir. Sólo llegan Santoro –extraordinario nadador y de una resistencia física increíble- y el conde italiano Vicario Giúdici. 

Los restantes, incluido el héroe de 20 años, que quería la vida y renunció a vivir por cumplir con su deber, eran abatidos por los tiburones, en una muerte horrible. A este héroe su patria Argentina lo evoca con emoción y gratitud.


 















sábado, 24 de octubre de 2020

La Estrella de David, usada para identificar a los judíos

Tal día como hoy 24 de octubre de 1939, las nuevas reglas de los nazis requieren que los judíos usen la estrella de David a menudo de color amarillo para identificar al pueblo judío. El requisito de llevar la Estrella de David con la palabra judío inscrita se extendió a todos los judíos mayores de 6 años en el Reichland.

Durante el transcurso de más de diez siglos, los califas musulmanes, los obispos medievales y, eventualmente, los líderes nazis usaron una insignia identificadora para marcar a los judíos.

Los decretos en los que se ordenaban insignias identificadoras en raras ocasiones eran actos aislados. Con frecuencia formaban parte de una serie de medidas antijudías diseñadas para segregar a los judíos del resto de la población y reforzar su situación como seres inferiores.

Cuando los funcionarios nazis implementaron la insignia judía entre 1939 y 1945, lo hicieron de una manera intensificada y sistemática como un preludio para deportar a los judíos a los guetos y a los centros de exterminio de la Europa oriental ocupada por Alemania.

Durante la era nazi, las autoridades alemanas reintrodujeron la insignia judía como un elemento fundamental en su plan de perseguir y eventualmente destruir a la población judía de Europa.

Usaban la insignia no solo para estigmatizar y humillar a los judíos, sino también para segregarlos y para vigilar y controlar sus movimientos. La insignia también facilitaba la deportación.

En un memorando de mayo de 1938, Josef Goebbels, el ministro de propaganda nazi, fue el primero en sugerir una “marca distintiva general” para los judíos alemanes. El jefe de la policía de seguridad Reinhard Heydrich reiteró la idea en una junta que se llevó a cabo el 12 de noviembre de 1938, convocada por Herman Göring después de la noche de los vidrios rotos.

En septiembre de 1939, después de la invasión alemana de Polonia, hubo autoridades militares y civiles alemanas que impusieron individualmente la insignia judía en ciertas ciudades y pueblos polacos; se decretó por primera ocasión en el pueblo de Wloclawek el 29 de octubre de 1939.

En el gobierno general, la parte de Polonia ocupada directamente por Alemania, el gobernador general Hans Frank ordenó el 23 de noviembre de 1939 que todos los judíos de más de 10 años de edad usaran una “estrella judía”, que consistía en un brazalete blanco con una estrella azul de seis puntas, que debía colocarse a la vista, encima de la manga del brazo derecho. Había fuertes multas para las personas que fueran sorprendidas sin usarla.

La insignia judía se introdujo inmediatamente después de la invasión de Alemania a la Unión Soviética el 22 de junio de 1941, aunque no hubo una orden generalizada para hacerlo.

El 1.° de septiembre de 1941, Reinhard Heydrich decretó que todos los judíos del Reich que tuvieran más de seis años de edad debían utilizar una insignia que consistía en una estrella de David amarilla en un fondo negro sobre el pecho, con la palabra “Judío” escrita en alemán o en el idioma local dentro de la estrella.

En la Europa occidental ocupada por Alemania, los intentos por introducir el uso de la insignia se toparon con diversos grados de oposición por parte de la población y los funcionarios locales, e incluso por las fuerzas armadas alemanas.

Los ocupantes alemanes impusieron la insignia en Bélgica y en los Países Bajos en la primavera de 1942. El comandante militar alemán en Francia ordenó que todos los judíos de más de seis años de edad llevaran una estrella amarilla del tamaño de la palma de la mano en la parte izquierda del pecho, que contuviera la inscripción “Juif”.

Muchos de los aliados de Alemania siguieron la iniciativa de los nazis e impusieron variedades de la insignia a sus propias poblaciones judías. 


 

viernes, 23 de octubre de 2020

Dumbo, un clásico de Disney

 

Tal día como hoy 23 de octubre de 1941 se estrena Dumbo, la cuarta película de las películas animadas de Disney, Dumbo se basó en un libro para niños sobre un elefante con orejas grandes, que es capaz de volar al usarlas como alas.

Bajo la dirección de Ben Sharpsteen, y John Elliotte, el 23 de Octubre de 1941, estrenó la película Dumbo, la cuarta producción cinematográfica de Walt Disney Pictures, que se basó en un libro para niños, sobre un elefante con orejas grandes, que primero ridiculizado, logra volar con sus orejas, al emplearlas como alas.

Se trató de la historia de un bebé de circo, que marcó historia creada por Helen Aberson, Joe Grant, Harold Pearl -ilustrador -y Otto Englander, que fue estrenada por RKO Radio Pictures.

El relato de la historia, marca a un personaje principal llamado Jumbo , un elefante que hace vida en un circo, pero que por su tamaño, es cruelmente apodado “Dumbo” –que inglés (dumb) significa “mudo” como despectivamente “tonto”.

Pese a su estatura, y a lo cruel de sus compañeros de circo, logra descubrir que puede volar con sus orejas, empleándolas como alas.

Dumbo posee un único amigo en la trama, Timothy, el que paradójicamente es un ratón, una parodia a lo que significan los ratones para los elefantes.

Los costos de inversión de Dumbo, permitieron recuperar las pérdidas financieras de fantasía, lo que fue un ejercicio de simplicidad y economía del estudio Disney, lo que encumbró a esta película a convertirse en un clásico de la animación.

De hecho, como nota de color adicional, con 64 minutos, Dumbo es una de las películas animadas más cortas en la historia de Disney, pero resultó ser la película de Disney

Dumbo fue además la película de Disney más exitosa en términos financieros de la década de los 1940, y una de las primeras que lograron emitirse por televisión, como parte de la serie de antología de Disney, mientras que para el año 1981, fue la primera de Disnet estrenada en video.

Paso a ser un milagro financiera, y la sencilla de apuesta de 813.000 dólares que sólo costó, matizó las comparaciones lógicamente con otras películas Disney, ya que costó la mitad de la producción Disney, menor de un tercio que Picnocho, y menos que la costosa Fantasía.

Llegó a recaudar 1,6 millones de dólares en su versión original y la película iba a estar en la portada la revista Time, hecho que no se concretó, tras el ataque de los japoneses a la base norteamericana de Pearl Harbor, que marcó la entrada de los norteamericanos en la Segunda Guerra Mundial.

A Dumbo se le considera un clásico de Disney, y se llevó excelente comentarios de la crítica especializada, como por ejemplo, el crítico de cine Leonard Maltin, quien la describió como “una de las más encantadoras películas de dibujos animados de Walt Disney”.

 

jueves, 22 de octubre de 2020

La batalla de Leyte: el final de la armada japonesa

 

Tal día como hoy 22 de octubre de 1944,comienza la batalla naval de Leyte, crucial en el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial, que duró cinco días y en la que Estados Unidos destruyó el poder naval japonés.

En el otoño de 1944, los estadounidenses, con la moral alta tras una importante sucesión de victorias se acercaban a la anhelada reconquista de las Filipinas. Sin embargo, los japoneses no estaban dispuestos a entregar fácilmente un archipiélago vital para sus comunicaciones con el sudeste asiático.

El 20 de octubre de 1944, el ejército estadounidense, bajo el mando del general MacArthur desembarcó en la isla filipina de Leyte. Por su parte, los buques de la 3ª Flota del almirante Kincaid se encargarían de proteger a la fuerza de invasión, mientras que el almirante Halsey se encontraba al mando de la 7ª Flota.

Por su parte, los japoneses sabían que la pérdida de las Filipinas implicaba que sus rutas de abastecimiento de petróleo desde las Indias Orientales holandesas quedasen cortadas. Era el momento de que la Armada Imperial entrase en juego para dar un golpe decisivo.

Así pues, con una flota bajo el mando del almirante Ozawa, Japón se dispuso a arriesgar sus últimos portaaviones. Mientras Ozawa atraía a los estadounidenses, la flota del almirante Kurita debía encargarse de destruir a la fuerza de invasión.

Sin embargo, la noche del 23 de octubre de 1944, cuando la flota japonesa se aproximaba a su objetivo, fue descubierta por dos submarinos estadounidenses. La sorpresa nipona se había desvanecido y los estadounidenses estaban sobre aviso.

El 24 de octubre de 1944, con la flota japonesa detectada, los portaaviones de Halsey pasaron al ataque. Mientras tanto, los aviones japoneses despegaron desde los portaaviones y desde sus bases en tierra, aunque el enfrentamiento terminó saldándose a favor de los norteamericanos. Para colmo de males, el poderoso acorazado nipón Mushashi se fue a pique. Por su parte, los estadounidenses hubieron de lamentar la pérdida del portaaviones Princeton.

Ante el desarrollo de los acontecimientos, Halsey creía que el enemigo abandonaba la batalla. Pero no había ni rastro de los portaaviones japoneses. Por todo ello, se ordenó que los aviones de reconocimiento despegasen en busca de los portaaviones enemigos. Finalmente, la flota de Ozawa y sus portaaviones fueron detectados y Halsey ordenó en persecución del enemigo.

Pero los buques del almirante Kurita no habían dicho aún su última palabra. Los barcos nipones avanzaban ahora hacia el estrecho de Surigao mientras Halsey permanecía obcecado tratando de dar caza a los portaaviones de Ozawa.

Con los barcos de Kurita desfilando a través del angosto paso del destrecho de Surigao, la flota de Kincaid abrió fuego causando estragos en la flota nipona. Cuando la Armada Imperial parecía vapuleada, la flota principal de Kurita apareció en el estrecho de San Bernardino.

El panorama para los estadounidenses era muy delicado y la flota de Kurita amenazaba a la fuerza de desembarco estadounidense en el golfo de Leyte. Los buques de superficie de Kurita arrollaron a los destructores y portaaviones estadounidenses. Justo cuando los norteamericanos eran más vulnerables, el almirante Kurita tomó una decisión inexplicable y ordenó la retirada.

El resultado de la batalla naval del golfo de Leyte había sido desastroso para los japoneses, que habían perdido cuatro portaaviones. Los poderosos buques de superficie nipones habían resultado ineficaces frente a los portaaviones estadounidenses, que demostraron ser el elemento decisivo en la guerra del Pacífico.

Los nipones no pudieron hacer nada por impedir la invasión estadounidense de las Filipinas y, la derrota naval en la batalla del Golfo de Leyte, supuso una estocada mortal para la Armada Imperial. Los japoneses habían quedado aislados de sus estratégicas posesiones en el sudeste asiático. 

Con el país del sol naciente aislado, los fanáticos japoneses se dispusieron a jugar una de sus últimas y más desesperadas bazas: los kamikaze.

 




miércoles, 21 de octubre de 2020

Thomas Alva Edison, el inventor de la bombilla

 

Tal día como hoy, 21 de octubre de 1876, Thomas Alva Edison, que sólo pasó tres meses por la escuela y al que sus profesores consideraban un muchacho incapacitado para los estudios, es el inventor de la lámpara eléctrica incandescente, la bombilla. Nace así la luz eléctrica que cambiaría el curso de la historia.

Aunque parezca increíble, el inventor más prolífico de la historia, creador de aparatos como la bombilla, el fonógrafo y el proyector de películas, sólo pudo ir a la escuela durante tres meses.

Natural de Milan (Ohio), el joven Thomas Alva Edison tuvo que ponerse a vender periódicos a la edad de 12 años para contribuir a la precaria economía familiar. No obstante, inquieto como era, dedicó su tiempo libre a experimentar con aparatos mecánicos y eléctricos.

Becado con un curso de telegrafía por haber salvado la vida al hijo de un jefe de estación, desarrolló en 1863 su primer invento -un equipo telegráfico simplificado-, mientras trabajaba de telegrafista en el ferrocarril. Perdió su empleo por incendiar un vagón durante un experimento, pero Edison no se rindió y con el dinero que ganó vendiendo aparatos telegráficos montó su propio laboratorio.

En 1869 patentó el registrador eléctrico de votos, así como un indicador de variaciones bursátiles. A estos ingenios le siguieron el fonógrafo, precursor del tocadiscos, y los fusibles de plomo.

En 1879 logra la lámpara incandescente y hace la primera instalación eléctrica de iluminación: 115 bombillas en el vapor Columbia.

Edison se dio cuenta de que crear un artefacto de tamaño manejable económicamente tendría que llegar a una lámpara que usara baja cantidad de corriente. Esto significaba que la lámpara tendría que tener una alta resistencia y hacerla funcionar a una tensión relativamente baja, alrededor de 110 voltios.

Después de muchos experimentos, primero con filamentos de carbono y luego con platino y otros metales, volvió finalmente a un filamento de carbono. La primera prueba exitosa de Thomas Edison fue el 21 de octubre de 1879, con la bombilla que duró encendida 13,5 horas.

Edison continuó mejorando este diseño hasta alcanzar las 40 horas de funcionamiento, y el 4 de noviembre de 1879 solicitó patente para una lámpara eléctrica utilizando un filamento de carbono y el vacío en su interior. Esta fue la primera luz incandescente comercialmente práctica. La patente le fue concedida el 27 de enero de 1880.

En 1881 crea en Nueva York la primera central de luz y energía del mundo, con redes subterráneas para llevar corriente eléctrica. Dos años después patenta el kinetógrafo, una cámara para 17 metros de cinta, y el kinetoscopio, un equipo ocular individual para ver imágenes sucesivas.

Por fin, en 1896, logra el cinetófono. La mente de este gran mito norteamericano sólo descansó con su muerte en 1931.


 

martes, 20 de octubre de 2020

La masacre de Kragujevac

 

Tal día como hoy 20 de octubre de 1941, tuvo lugar la terrible Masacre de Kragujevac en la Serbia de Nedić, durante la ocupación militar de la Alemania nazi. Como represalia por un ataque contra la Wehrmacht, los soldados alemanes asesinaron a más de 2.700 civiles serbios, la mayoría hombres y niños.

La «Masacre de Kragujevac», como se conoce a este episodio, fue la ejecución en masa de jóvenes y mayores de origen serbio, judío o gitano, además de comunistas de esta ciudad de Serbia, por parte del ejército nazi de la Wehrmacht, ocurrida entre el 20 y el 21 de octubre de 1941. Las víctimas fueron escogidas, como escarmiento por lo soldados alemanes muertos o heridos, de los hombres entre 16 y 60 años, incluidos los estudiantes de secundaria

Una semana después de la masacre, el embajador de Alemania en Serbia, Felix Benzler, declaró que las personas ejecutadas fueron 2.300. Según la investigación de las autoridades yugoslavas al final de la Segunda Guerra Mundial fueron 2.324, aunque otras denuncias posteriores elevaban el número a entre 5.000 y 7.000. Recientemente, expertos serbios y alemanes han establecido la cifra de 2.778 víctimas

Notificación del Ejército nazi dirigida a la población de Kragujevac, hecha pública el 21 de octubre de 1941, tras la masacre: "Los cobardes y traicioneros ataques sorpresa contra soldados alemanes durante la semana anterior, ocasión en la que 10 soldados alemanes murieron y 26 resultaron heridos, tuvieron que ser castigados.Por esa razón 100 personas fueron ejecutadas por cada soldado alemán muerto y por cada 50 heridos, en su mayoría comunistas y bandidos, 2.300 en total. Cada caso similar, aunque no fuera más que un sabotaje, se tratará con la misma severidad"

Algunos de las víctimas fueron fusiladas y otras ahorcadas, tanto antes como después del 21 de octubre, al igual que ocurrió en otras zonas de Serbia.

Pocos días antes de la masacre de Kragujevac, los alemanes también ejecutaron a cientos de inocentes en otras ciudades serbias como Draginec y Kraljevo . El mariscal de campo Wilhelm Keitel había emitido una orden en septiembre de 1941, aplicable a toda la Europa ocupada, por la que se debía matar a 50 comunistas por cada soldado alemán herido y 100 por cada uno de los que hubieran muerto

El 18 de octubre de 1941, tres días antes de la masacre, todos los judíos varones de Kragujevac fueron detenidos, junto a algunos supuestos comunistas. Pero este grupo sumaba 70 hombres, un número insuficiente para cumplir con la cuota de Franz Böhme.

Así, entre el 18 y el 21 de octubre, las tropas de Hitler allanaron la ciudad y detuvieron a unos 10.000 civiles varones de entre 16 y 60 años, para seleccionar a las víctimas, con ayuda del destacamento del Comando de Voluntarios de Serbia y la Guardia Estatal Serbia

Toda una generación de estudiantes de secundaria fue sacada directamente de sus clases. Las ejecuciones comenzaron a las 6 de la mañana del 20 de octubre de 1941. Las victimas recibieron disparos en grupos de 400 personas y continuaron el 21 de octubre a un ritmo menor

Los prisioneros que no fueron ejecutados entre el 20 y el 21 de octubre de 1941 continuaron detenidos para posteriores represalias. El jefe de seguridad de la provincia del Danubio, Danilo Mihailovic, pasó unos días en Kragujevac después del tiroteo y se quedó estremecido por las proporciones de la tragedia






lunes, 19 de octubre de 2020

La tragedia de Casas Viejas

Tal día como hoy en la madrugada del 11 de enero de 1933, un grupo de campesinos afiliados a la CNT iniciaron una insurrección contra el gobierno republicano en la localidad gaditana de Casas Viejas.

Todo había empezado el 8 de enero en Barcelona. Se había previsto una insurrección anarquista en toda España que debía empezar por los ferroviarios y seguir en el campo. En Casas Viejas, los anarquistas estaban excitados, los acontecimientos se desarrollaron tres días después. En el municipio, 42 propietarios de los 612 que tenía el municipio en 1933 poseían el 66,12% de la riqueza imponible total. 

El pueblo pasaba hambre. La mitad de ellos vivía en chozas, en unas dependencias donde la familia dormía junta, sobre lechos de paja. Sólo en la época de recolecta había jornal para la mayoría, el resto del año la supervivencia era difícil.

La mañana del 11 de enero el grupo de anarquistas andaluces rodearon, armados con escopetas y algunas pistolas, el cuartel de la Guardia Civil de Casas Viejas. Allí se encontraban tres guardias y un sargento. Se produjo un intercambio de disparos y el sargento y un guardia resultaron gravemente heridos.

A las dos de la tarde del 11 de enero, un grupo de doce guardias civiles al mando del sargento Anarte llegaron a Casas Viejas, liberaron a los compañeros que quedaban en el cuartel y ocuparon el pueblo. Temiendo las represalias, muchos vecinos huyeron y otros se encerraron en sus casas.

Tres horas después llegó un nuevo grupo de fuerzas de orden público al mando del teniente Gregorio Fernández Artal compuesto por cuatro guardias civiles y doce guardias de asalto. Inmediatamente comenzaron a detener a los presuntos responsables del ataque al cuartel de la Guardia Civil, dos de los cuales, después de ser golpeados, acusaron a dos hijos y al yerno de Francisco Cruz Gutiérrez, apodado “Seisdedos”, un carbonero de setenta y dos años que acudía de vez en cuando a la sede del sindicato de la CNT, y que se habían refugiado en su casa, una choza de barro y piedra.

Al intentar forzar la puerta de la casa de “Seisdedos”, los de dentro empezaron a disparar y un guardia de asalto cayó muerto en la entrada - en algunas versiones se dijo que el guardia fue retenido como rehén y murió después- y otro resultó herido. A las diez de la noche, empezó el asalto a la choza sin éxito.

Pasada la medianoche, llegó a Casas Viejas una unidad compuesta de cuarenta guardias de asalto, al mando del capitán Rojas, que había recibido la orden del Director General de Seguridad en Madrid, Arturo Menéndez, para que se trasladara desde Jerez y acabara con la insurrección, abriendo fuego “sin piedad contra todos los que dispararan contra las tropas”.

El capitán Rojas dio orden de disparar con rifles y ametralladoras hacia la choza y después ordenó que la incendiaran. Dos de sus ocupantes, un hombre y una mujer, fueron acribillados cuando salieron huyendo del fuego. Seis personas quedaron calcinadas dentro de la choza entre ellos “Seisdedos”, sus dos hijos, su yerno y su nuera. La única superviviente fue la nieta de “Seisdedos”, María Silva Cruz, conocida como “la Libertaria”, que logró salvar la vida al salir con un niño en brazos. ‘La libertaria’, sería fusilada tres años después, ajena a los hechos que la condenaban.

Hacia las cuatro de la madrugada del día 12, Rojas y sus hombres se retiraron a la fonda donde habían instalado el cuartel general. Allí fue tomando cuerpo la idea de realizar un escarmiento. El capitán Rojas envió un telegrama al director general de Seguridad con el siguiente texto: “Dos muertos. El resto de los revolucionarios atrapados en las llamas”.

Rojas ordenó a tres patrullas que detuvieran a los militantes más destacados, dándoles instrucciones para que dispararan ante cualquier mínima resistencia. Mataron al anciano Antonio Barberán Castellar, de setenta y cuatro años, cuando volvió a cerrar su puerta tras la llamada de los guardias y gritó “¡No disparéis! ¡Yo no soy anarquista!”.

Detuvieron a doce personas y las condujeron esposadas a la choza calcinada de “Seisdedos”. Les mostraron el cadáver del guardia de asalto muerto y a continuación el capitán Rojas y los guardias los asesinaron a sangre fría.

Poco después abandonaron el pueblo. La masacre había concluido. Diecinueve hombres, dos mujeres y un niño murieron. Tres guardias corrieron la misma suerte. La verdad de los hechos tardó en conocerse, porque las primeras versiones situaban a todos los campesinos muertos en el asalto a la choza de “Seisdedos”, pero la Segunda República ya tenía su tragedia.

Conocidos los hechos en el resto de España, se produjo un gran escándalo periodístico y parlamentario que conmocionó a la sociedad española. Los sucesos de Casas Viejas se convirtieron en un grave problema político para el gobierno republicano-socialista de Manuel Azaña, que tuvo que aguantar el acoso tanto desde la izquierda como desde la derecha.

Los sucesos de Casas Viejas, como así se le denominó a este alzamiento anarquista en plena II República, encontraron una dura reacción por parte del gobierno presidido por Manuel Azaña.

Fueron diecinueve hombres, dos mujeres y un niño los asesinatos por los que, en mayo de 1934, el responsable directo, capitán Rojas, fue enjuiciado y condenado a pena de 21 años de prisión, mientras que el director General de Seguridad del Estado, fue absuelto.


 

 

El accidente de la central nuclear de Vandellòs

 

Tal día como hoy 19 de octubre de 1989, se produce un incendio en la central nuclear de Vandellós I en Tarragona. El accidente de nivel 3, es el accidente nuclear más grave ocurrido España, el cuál obligó a que la planta fuera cerrada de manera definitiva.

La noche del 19 de octubre de 1989 en la sala de control de la central nuclear de Vandellòs 1 empezaron a sonar las alarmas. La primera anunciaba la alta vibración de uno de los ejes de las turbinas de los generadores. Las alertas iban sucediéndose en cadena cuando de pronto los trabajadores escucharon explosiones. Se había desencadenado un incendio en el generador debido a un fallo mecánico, según un informe del Consejo de Seguridad Nuclear . Esos fallos desembocaron en el peor accidente ocurrido en una central nuclear española, del que hoy se cumplen 30 años.

Las llamas se propagaron a una gran velocidad causando daños severos en los sistemas de la refrigeración del reactor y el fuego era visible a kilómetros de distancia. Luego llegó lo más grave al inundarse de agua la parte baja del reactor. La noche en Vandellòs 1, en funcionamiento desde 1972, solo acababa de empezar cuando llegaron los bomberos. “Los técnicos huyeron de las dependencias afectadas y nos quedamos solos; algunos técnicos tomaban muestras de agua y otros llamaban a Francia, mientras se oían gritos de ‘¡se va el reactor, se va el reactor!”,

Enseguida llamaron a los empleados que estaban de retén, como Carlos Arriola, que trabajaba en el mantenimiento mecánico de la instalación. “Había mucho humo, lo prioritario era achicar el agua. Fui uno de los primeros en bajar a la cava de reactor. No había casi iluminación, ruido de alarmas, bidones flotando, un metro y medio de agua…”, relata.

El accidente fue clasificado de nivel 3 que corresponde a un “incidente importante”, por lo que no provocó emisión de radioactividad al exterior. Mientras la situación se estabilizaba en Vandellòs 1, en el exterior proliferaban las concentraciones que exigían el cierre de la central, como la que reunió a 40.000 personas en Barcelona un mes después.

El cierre de la instalación, decretado meses después, fue una decisión política, asegura Javier Dies, catedrático de Ingeniería Nuclear de la Universidad Politécnica de Cataluña “Podrían arreglado la turbina y continuar. No hubo ningún impacto para el medio ambiente ni la seguridad de las personas”, sostiene. Por el accidente fueron imputados cinco cargos de Hifrensa que fueron absueltos.

El Gobierno estimó en 40.000 millones de pesetas -240 millones de euros- el desmantelamiento. Lo más importante fue que todos los que participaron en la noche más larga de Vandellòs 1 aprendieron la lección. Se realizaron jornadas de formación en centrales extranjeras y el 85% de la brigada de emergencias de Tarragona ha hecho prácticas.

Después de una primera fase de desmantelamiento de la central, hoy el reactor, está latente, afirma Alejandro Rodríguez, director de operaciones de Enresa, empresa pública encargada de la gestión de los residuos radioactivos. "Se deja sin desmantelar la estructura del reactor hasta el 2029 para que sea menos radioactivo, haya un menor coste para la salud de los trabajadores y menos coste económico”, afirma.

A pesar de ello, las entidades ecologistas denuncian el peligro que sigue entrañando la instalación y siguen con las movilizaciones.


 

domingo, 18 de octubre de 2020

Moby Dick, un clásico de la literatura universal

Tal día como hoy 18 de octubre de 1851 se publicó, en Londres, la que se convertiría en la obra más conocida del escritor Herman Melville. Esta primera edición apareció bajo el título de The Whale, pero un mes después fue editada en Nueva York con el nombre por el que ha pasado a la historia: Moby Dick.

Herman Melville se hizo marinero en 1841 y pasó una larga temporada en alta mar, recorriendo el mundo y como parte de la tripulación de un buque ballenero. Sus experiencias personales fueron las que le llevaron a escribir y tras su regreso a Estados Unidos publicó novelas cortas que se incluyeron en el género de los viajes y la aventura y obtuvieron un considerable éxito con obras como Typee (1846) o Omoo (1847).

Su estilo se vio fuertemente influido por el trabajo de su amigo y también escritor Nathaniel Hawthorne y por su pasión pedagógica. La sencillez de sus primeros textos fue quedando atrás y sus historias empezaron a llenarse de simbolismos y reflexiones filosóficas que el público lector no asimiló demasiado bien.

Con Moby Dick, Melville creó una novela tan extensa -unas 620 páginas según la edición- poco compleja y en la que se olvidaba del ritmo narrativo y la fluidez en el desarrollo de la historia para plasmar, entre otras cosas, su amplio conocimiento en el mundo ballenero.

La historia del capitán Ahab, cuya obsesión por vengarse y cazar a la imponente ballena blanca podría haber sido el argumento perfecto para una novela de aventuras a la antigua usanza, acabó por convertirse en una enrevesada metáfora de la convivencia del bien y el mal en el ser humano y de la búsqueda y persecución de lo imposible.

La crítica y el público la destrozaron y Melville acabó sus días olvidado y con un profundo sentimiento de derrota.

Sin embargo, el paso del tiempo y las generaciones de escritores posteriores llevarían a Moby Dick del fracaso al Olimpo de la literatura universal, convirtiéndola en un ejemplo de la literatura norteamericana 


 

sábado, 17 de octubre de 2020

Al Capone, la historia de un ganster

 

Tal día como hoy, 17 de octubre de 1931, Al Capone, conocido gángster, es declarado culpable por evasión de impuestos. Una semana después fue sentenciado a 11 años de prisión y a una multa de 50,000 dólares.

Donde no llega el FBI lo hace Hacienda. El caso de Al Capone demuestra que no siempre la mejor manera de perseguir a un criminal es llevarlo por la vía penal: otras estrategias pueden dolerle tanto o más.

El mafioso, enriquecido con la ley seca, fue detenido no por crímenes en los que nunca se manchaba las manos, sino por evasión de impuestos. Eliot Ness se llevó la fama por ello, pero la idea fue de la agencia tributaria estadounidense, ejecutada por su agente Frank J. Wilson. A Al ­ Capone le cayeron once años en ­ prisión federal, que cumplió primero en Atlanta y luego en el recién inaugurado penal de Alcatraz.

Su disoluta vida anterior -tenía gonorrea, sífilis y adicción a la cocaína- más el duro día a día en la cárcel acabarían mermando su salud y convirtiendo el castigo en ejemplar.

Alphonse Gabriel Capone Pecino era un joven de Brooklyn, hijo de inmigrantes italianos: barbero él, costurera ella. Inició su carrera en el crimen organizado a la temprana edad de catorce años. Fue entonces, mientras dispensaba caramelos en una bolera, cuando entró en contacto con el poderoso gánster Johnny Torrio, que se convertiría en su mentor, introduciéndole en bandas juveniles como ‘Five points gang’, conocida como la más peligrosa de todos los tiempos.

En sus filas, cometiendo su primera ratería, en el negocio de un peluquero de su barrio, éste le atrapó y como castigo y recuerdo le rajó las dos mejillas con una navaja de barbero. Esas tres cicatrices darían al que se convertiría en el rey de los gánsters el apodo de ‘Scarface’ o ‘cara cortada’.

El joven Capone, de la mano de Torrio, pasó a convertirse en el guardaespaldas de los mafiosos Frankie Yale y ‘Tony el malo’ Torelli, quienes le obligarían a extorsionar a los propietarios de negocios varios para que les cedieran una parte de sus beneficios.

Cuando contaba sólo veinte años fue enviado a Chicago junto a Torrio para trabajar bajo las órdenes de ‘Big Jim’ Colosimo. Poco después de la muerte de este, probablemente a manos del propio Capone, Torrio le confiará la dirección de la organización de la banda, dedicada a la explotación de la prostitución, el juego ilegal y, por encima de todo, el tráfico de alcohol.

En 1925 Torrio se retira, y Capone toma el mando. Rápidamente se adueña del hampa tras eliminar a todos sus rivales en auténticas guerras entre bandas.

Solo dos años después, se calcula que su fortuna asciende a cien millones de dólares . Es entonces cuando el gobierno federal logra encarcelarlo al fin, acusado de evasión de impuestos. Aquel gánster sobre cuya conciencia pesaba la muerte de al menos trescientas personas recibía un castigo tan justo como de inesperada resolución.

Convertido en creador, dueño y señor del ‘Sindicato del Crimen’ sería sin lugar a dudas el crimen de ‘la matanza de San Valentín’, cometido en 1929, el que haría de Capone una auténtica leyenda. Tras el cruento crimen, su nombre generaría un terror y respeto ilimitado en los bajos fondos del país.

En 1931 es enviado a una prisión de Atlanta, pero las autoridades son incapaces de controlarle. El gerifalte mafioso supervisaba sus negocios desde las dependencias carcelarias. Así, deciden trasladarlo a Alcatraz en 1934 , convirtiéndose en uno de sus huéspedes más famosos. Pero ese será el principio del ocaso de su reinado. La revocación de la ley seca y su confinamiento le relegarán finalmente al olvido.

Liberado el 26 de noviembre de 1939, tras pasar unos años ingresado en el hospital de la prisión, Capone es liberado. Arruinado, dependiendo económicamente de sus hermanos , víctima de la demencia senil contraída en las relaciones promiscuas mantenidas en su juventud, Capone fallece a los 48 años en su propiedad de Miami Beach , Florida. El mafioso más famoso de todos los tiempos falleció en la bañera, paradójicamente de muerte natural.


 

 

viernes, 16 de octubre de 2020

El asesinato del coronel médico Antonio Muñoz a manos de ETA

 

Tal día como hoy 16 de octubre del 2000, la banda terrorista ETA asesina al coronel y médico español Antonio Muñoz.

Antonio Muñoz Cariñanos fue médico otorrinolaringólogo, Coronel del Ejército del Aire y piloto de aviones militares. Director de la Policlínica del Mando Aéreo del Estrecho, Director del área de relaciones con la Sanidad Militar del Colegio Oficial de Médicos de Sevilla.

Asesinado por militantes de la organización terrorista Euskadi Ta Askatasuna (ETA) en su propia consulta. Él mismo sabía que estaba en el punto de mira de los terroristas, a pesar de todo, nunca llevaba escolta. Condecorado en la Guerra del Golfo, estaba pendiente de un ascenso a General tras aprobar el curso realizado.

Nació en Madrid, estudio Medicina en Madrid acabando la carrera con apenas 21 años y se especializó en Otorrinolaringología en la Universidad Complutense de Madrid. Hacía frecuentes viajes a México para dar conferencias y cursos a profesionales de su especialización.

En una visita a Sevilla, se enamoró de la ciudad, desde donde acudía a las clínicas que atendía, por la mañana, la Policlínica del Aire de Tablada y por la tarde su consulta particular en el centro de la ciudad.

Era de carácter extrovertido pero muy riguroso en su profesión, era amigo de cantantes y pintores, entre los que contaban Juan Valdés, Juan Roldán y Rocío Jurado.

Los asesinos, miembros del “Comando Andalucía”, Jon Igor Solana Matarranz de 26 años, activista de ETA con 10 años de “carrera terrorista” y componente de los promotores del Pacto de Estella y Harriet Iragi Gurrutxaga de 23 años, después de conseguir una cita con el médico, accedieron a su debido tiempo a la consulta y sin pensarlo le dispararon varios tiros a bocajarro, dos de los cuales, le alcanzaron y mataron, iban a cara descubierta.

Tras el crimen, los asesinos salieron corriendo por las calles sevillanas, no contaron con que los ciudadanos colaborarían con las fuerzas de seguridad avisándoles de por dónde se les veía en cada momento.

Gracias a este gesto fueron encontrados y en medio de un tiroteo se consiguió capturar a Jon Igor Solana Matarranz que se rindió, Harriet Iragi Gurrutxaga consiguió huir pero no por mucho tiempo, estaba herido en el hombro, tras refugiarse en un piso franco que estaba en una calle cercana y gracias nuevamente a la colaboración ciudadana, se entregó entre lágrimas, y gritando con los brazos en alto “¡No disparéis, no disparéis!”

Estadísticamente es la víctima número 15 después de que la banda declarara el fin de la tregua el 3 de diciembre de 1999. Los asesinos fueron condenados casi dos años después a 53 años de cárcel.


 

jueves, 15 de octubre de 2020

Javier Gómez de Liaño, de juez inhabilitado a abogado de Luis Bárcenas

Tal día como hoy 15 de octubre de 1999, el Tribunal Supremo condena al juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez de Liaño a 15 años de inhabilitación especial para empleo público con pérdida definitiva de su cargo de juez por un delito continuado de prevaricación en el caso Sogecable

Francisco Javier Gómez de Liaño y Botella es un jurista español conocido por su carrera como juez, ejerce actualmente de abogado.

Licenciado en Derecho por la Universidad de Salamanca, fue juez de vigilancia penitenciaria antes de pasar a la Audiencia Nacional. Desde este tribunal asumió casos relacionados con los GAL como el de Lasa y Zabala. Entre 1990 y 1995 fue también vocal del Consejo General del Poder Judicial de España.

En 1997 asumió una denuncia contra el grupo PRISA. Gómez de Liaño procesó a Jesús de Polanco, Juan Luis Cebrián y a todo el Consejo de Administración de Sogecable, por un presunto delito de apropiación indebida. Dictó un total de siete resoluciones que fueron revocadas en instancias superiores.

En 1998 Jesús de Polanco lo denunció por prevaricación en la instrucción del caso y fue condenado por dicho delito y apartado de la carrera judicial. Recurrió en diversas instancias (incluyendo Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional) que rechazaron los recursos.

En 2000 recibió un indulto del gobierno - presidido por José María Aznar- para volver a la carrera judicial, con la condición de no incorporarse a la Audiencia Nacional durante 25 años.

En julio de 2008 el Tribunal Europeo de Derechos Humanos,, estima que «las quejas sobre la imparcialidad del órgano jurisdiccional español que le juzgó y le condenó del demandante Gómez de Liaño pueden ser consideradas objetivamente justificadas», concluyendo el Tribunal que en el juicio al que fue sometido «ha habido violación del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales», que establece que «toda persona tiene derecho a que su causa sea oída … por un tribunal independiente e imparcial».

La estimación del recurso basado en el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Públicas se basó en que al dictar con anterioridad los jueces que le juzgaron determinadas resoluciones incidentales, no habían ofrecido la suficiente «apariencia de imparcialidad», todo ello debido al sistema procesal español.

No obstante, el tribunal no le absolvió de los delitos por los que fue condenado ni anuló las sentencias del Tribunal Supremo ni del Constitucional al carecer de competencias para ello, limitándose a imponer al Estado una multa de 5.000 euros. en concepto de "daños morales".

El 11 de julio de 2013 Gómez de Liaño asume como abogado, la defensa del ex-tesorero del PP Luis Bárcenas, a la que renunció dos años después por “pérdida de confianza” en su cliente.

Actualmente además de ejercer la abogacía, Gómez de Liaño colabora esporádicamente en el diario El Mundo y ha publicado dos libros sobre la justicia española: Desde el banquillo y Pasos perdidos. También es autor de una novela de ficción, basada en un error judicial, titulada "La casa de los momos".


 

 

miércoles, 14 de octubre de 2020

Breve biografía de Dwight Eisenhower

 

Tal día como hoy 14 de octubre de 1890 nació en Denison, Texas, quien sería una de las piezas clave en el futuro militar y político de los Estados Unidos: David Dwight Eisenhower.

Tras una carrera militar llena de éxitos, llegó a Comandante en jefe de las fuerzas estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial y encabezó las acciones aliadas que llevarían al Día D y a la reconquista del oeste europeo. Su buena imagen y popularidad le alzarían hasta la Casa Blanca en un momento en el que la tensión de la Guerra Fría ocupaba los titulares de todo el país.

Tercer hijo de una familia de clase media-baja, tuvo que trabajar desde muy joven y recibió de sus padres una estricta educación religiosa que en parte marcaría su ideología conservadora. Poco aficionado a los estudios, se graduó en 1909 y, tras trabajar durante todo un año para costear la formación de su hermano, se unió al ejército y salió como subteniente en 1915.

Aunque no luchó en Europa durante la Primera Guerra Mundial, comandó un centro de entrenamiento para blindados y tanques y su presencia en el canal de Panamá o Filipinas le ayudaron a subir dentro de la jerarquía militar.

Con el estallido de la Segunda Guerra Mundial en 1939, Eisenhower tomó parte en la reconquista francesa del norte de África, la operación anfibia que permitió a los aliados entrar en Sicilia y llegar hasta Roma y, sobre todo, en el transcurso del desembarco de Normandía y el avance desde el oeste de Europa hacia Alemania.

Además de ser un excelente estratega, Eisenhower destacaba por su humor optimista y carácter conciliador, por lo que este héroe de guerra se convirtió en un sujeto interesante tanto para el Partido Demócrata como para el Partido Republicano.

Eisenhower, que disfrutaba de una excelente imagen en los Estados Unidos, ganó las elecciones de 1952 y repitió victoria en 1956 sin demasiadas dificultades para imponerse a los demócratas. Si bien su ideología conservadora se hacía notar, no desmontó el sistema de bienestar promovido por Roosevelt ni se dejó llevar por la fiebre anticomunista del senador McCarthy.

Su política interior se basó en la combinación de medidas de austeridad con proyectos sociales, pero lo que realmente destacó de su labor como presidente fue su política exterior. Dwight Eisenhower fue uno de los principales responsables del fin de la Guerra de Corea entre 1950 y 1953.

Reforzó la política de contención derivada de la Doctrina Truman mediante la que intentó frenar el avance del comunismo promoviendo pactos ,como en el caso de España o empleando a los servicios de inteligencia . En 1956 ordenó la creación de un nuevo organismo con el que combatir a los soviéticos: la NASA.

Eisenhower dejó la presidencia en 1961 al no poder volver a presentarse por ley y lo hizo con un discurso en el que denunció la excesiva influencia del “complejo militar-industrial” en la política.


Muy Historia


martes, 13 de octubre de 2020

Francisco Ferrer Guardia, fundador de la Escuela Moderna

 

Tal día como hoy 13 de octubre de 1909, el político anarquista y pedagogo español Francisco Ferrer Guardia fue fusilado en Barcelona, cumpliéndose así la pena capital a la que lo condenaron por su supuesta participación en los sucesos de la Semana Trágica de Barcelona.

Ferrer Guardia llevaba tiempo siendo un estorbo para el gobierno y los políticos conservadores del país. Convencido anarquista, poseedor de una gran fortuna y conocido en los países vecinos como un pedagogo y un educador de prestigio, Ferrer Guardia se hizo famoso por fundar la Escuela Moderna ,laica y ajena al oscurantismo propio de la época y promovido por las altas esferas de la Iglesia Católica.

Para la izquierda española era un referente y un rival a partes iguales pero en muchos casos era tolerado debido a que utilizaba toda su fortuna y recursos para las acciones y promociones de los partidos y las asociaciones de las que era miembro.

En 1906 fue detenido por su participación en el atentado contra Alfonso XIII llevado a cabo por Mateo Morral el día de la boda del rey, pero fue puesto en libertad al año siguiente por falta de pruebas concluyentes.

Llegamos así a 1909. El ataque de unas cabilas marroquíes contra posiciones españolas llevó al gobierno de Antonio Maura a movilizar a los reservistas de Madrid y Barcelona. La Ciudad Condal era un hervidero de radicalismos, movilización obrera e ideologías nacionalistas y el embarque de los regulares para luchar en Marruecos desembocó en un levantamiento civil en toda regla.

Entre el 26 de julio y el 1 de agosto Barcelona fue un campo de batalla en el que las barricadas, los incendios, los enfrentamientos callejeros y la quema de iglesias y conventos estuvieron a la orden del día. Cuando la situación ya estuvo controlada, algunos sectores de la política española y las autoridades aprovecharon el clima pro-represión para acusar a Francisco Ferrer Guardia de haber incitado y orquestado parte de los disturbios y arrestarlo.

El juicio se caracterizó por su falta de garantías. Las declaraciones permitidas -muchos testigos que podrían haber exonerado al acusado fueron vetados- se caracterizaron por el rencor y el odio hacia Ferrer Guardia y la única condena que alguna vez llegó a considerarse fue la de muerte.

La noche anterior a su muerte escribió un testamento. En él podría leerse: “Deseo que en ninguna ocasión ni próxima ni lejana, ni por uno ni otro motivo, se hagan manifestaciones de carácter religioso o político ante los restos míos, porque considero que el tiempo que se emplea ocupándose de los muertos sería mejor destinarlo a mejorar la condición en que viven los vivos, teniendo gran necesidad de ello casi todos los hombres.

Deseo también que mis amigos hablen poco o nada de mi, porque se crean ídolos cuando se ensalza a los hombres, lo que es un gran mal para el porvenir humano. Solamente los hechos, sean de quien sean, se han de estudiar, ensalzar o vituperar, alabándolos para que se imiten cuando parecen redundar al bien común, o criticándolos para que no se repitan si se consideran nocivos al bienestar general”.

El fusilamiento de Francisco Ferrer Guardia trajo graves problemas para el gobierno, ya que fue inmediatamente seguido de una ola de protestas internacionales. Si a eso sumamos lo sucedido durante la Semana Trágica, Maura no tuvo más opción que dimitir.


 


 

 

lunes, 12 de octubre de 2020

Cuando Margaret Thatcher sobrevivió a un atentado del IRA

 

Tal dia como hoy en la madrugada del 12 de octubre de 1984, el Gran Hotel de Brighton en el sur de Inglaterra fue el escenario de un atentado terrorista orquestado por el Ejército Republicano Irlandés (IRA) para acabar con la primera ministra británica Margaret Thatcher, que salió milagrosamente ilesa.

El Partido Conservador estaba allí reunido para celebrar su conferencia anual en la localidad sureña, como ya era costumbre. Un mes antes de los sucesos, el miembro del IRA y experto en explosivos Patrick Magee acudió al hotel y pidió alojarse en la habitación 629, que estaba justo debajo de la que ocuparía la primera ministra en octubre.

Allí, instaló una bomba con casi cincuenta kilos de explosivos y la ocultó tras un panel del cuarto de baño con un temporizador. La noche de los hechos, Margaret Thatcher y su equipo estaban en otra habitación trabajando hasta altas horas de la madrugada pero terminaron pocos minutos antes de las tres.

Thatcher se disponía a irse a su habitación y usar el baño cuando su jefe de gabinete, Robiin Butler, la llamó para que firmase unos papeles. Esa última distracción fue lo que le salvó la vida, ya que retrasó su marcha lo suficiente como para que la bomba solo le produjese heridas superficiales.

De haber estado en la habitación o el baño, teniendo en cuenta la potencia de la explosión, es casi seguro que Margaret Thatcher habría muerto al instante.

La bomba dejó 5 muertos y decenas de heridos. Los bomberos y las autoridades acudieron de inmediato al hotel. La evacuación se retrasó ligeramente ya que se temía que hubiese otros artefactos explosivos en el edificio.

Nada más salir del hotel, Margaret Thatcher se plantó ante los periodistas que informaban de lo sucedido y, claramente turbada por lo sucedido, declaró que “uno ve esas cosas horribles de bombas pero nunca espera que le pasen a él”, que “la vida sigue como siempre” y que la conferencia del Partido Conservador “se celebraría como siempre”.

El responsable, Magee, fue identificado por unas huellas dactilares que dejó durante su estancia en el hotel, arrestado y condenado a ocho cadenas perpetuas. En un principio debía haber cumplido un mínimo de 35 años en prisión pero se vio beneficiado por los acuerdos de paz de Viernes Santo y salió en 1998.

El atentado contra Margaret Thatcer en el Gran Hotel de Brighton se convirtió en el primer intento violento por deponer a un dirigente en Reino Unido desde la llamada Conspiración de la Pólvora de 1605, cuando Guy Fawkes y un grupo de católicos intentó asesinar a Jaime I volando el parlamento.


Muy Historia

domingo, 11 de octubre de 2020

El acueducto de Segovia es declarado Monumento Histórico Artístico Nacional

 

Tal día como hoy 11 de octubre de 1884 se promulgó una Real Orden por la cual el rey Alfonso XII, “de conformidad con lo propuesto por la Real Academia de la Historia”, declaraba al acueducto romano de Segovia Monumento Histórico Artístico Nacional.

La Orden, venía acompañada por el informe de la Real Academia de la Historia en el que se señalaba la necesidad de conferir al acueducto una protección especial para impedir “verlo bárbaramente afeado con construcciones adosadas á su venerada mole”.

El Acueducto de Segovia es la obra de ingeniería civil romana más importante de España. Esta milenaria obra hidráulica tenía por objeto captar las aguas del Río Frío, al pie de la Sierra de Guadarrama, y conducirlas a Segovia, distante unos 17 kilómetros.

Los romanos construyeron un canal con una pendiente media del uno por ciento que se encontró con una única dificultad, el vado del río Clamores.

Para superarlo y alcanzar el espolón rocoso en el que se alzaba la ciudad, tuvieron que construir, en cuatro segmentos distintos, una monumental obra de mampostería de 813 metros de longitud.

Formado por dos filas de arcadas superpuestas, apoyadas en 128 pilares, el Acueducto alcanza su máxima altura a 28,50 metros del suelo. Por arriba, el canal, que en su origen media 30 por 30 centímetros, transportaba el agua a la ciudad.

Por iniciativa de los Reyes Católicos fue restaurado después de 1484 y desde entonces ha sido mantenido y utilizado. Entre 1929 y 1930, el conducto de piedra del siglo XVI, que había sustituido al de madera, fue cambiado por un canal de cemento.

La parte visible del Acueducto, de gran valor estético y monumental, no deja de ser un pequeño tramo de todo el complejo hidráulico que puede visitarse casi en su totalidad.

Las recientes excavaciones arqueológicas realizadas a los pies del monumento durante su última restauración han aportado datos que apuntan una fecha en torno a comienzos del siglo II d.C., y más concretamente durante la época final del gobierno de Trajano, 117 d.C. y principios de Adriano, 117 d.C. hasta el 138 d.C.

La imponente presencia de este sector del Acueducto ha sido en parte la causa de que, para la mayoría de los visitantes, el Acueducto se limite a este tramo de arquerías, símbolo indiscutible de la ciudad, ignorándose de forma muy generalizada la existencia de esa otra parte compuesta por la canalización a ras de suelo y las arquetas o desarenadores que, unidas a los majestuosos arcos de la Plaza del Azoguejo, conforman esta colosal obra de ingeniería, en parte ocultada por la evolución urbana de Segovia.

Sin embargo, los estudios arqueológicos sobre el monumento han permitido definir con toda exactitud el recorrido completo de la canalización, cuyo trazado constituye una interesante ruta turística alternativa por el conjunto histórico de Segovia siguiendo el recorrido del agua por la ciudad antigua, y que comienza en la entrada de la ciudad por la carretera de La Granja, donde es visible en la actualidad un importante tramo de la canalización del Acueducto.

La escasez de restos visitables en la ciudad se ve suficientemente compensada, en cualquier caso, por la visita al Museo de Segovia, donde se conservan importantes colecciones arqueológicas, artísticas y etnográficas. Las salas de exposiciones contienen importantes piezas de todas las épocas.